Puedes ser el mejor o el peor, Tú decides!

Reflexiones de la vida diaria con moraleja para superación

Solo tu tienes la capacidad de poder elegir

Siempre si vas a ser el mejor o el peor en todo lo que hagas y decidas hacer, pero debes poner en la balanza el karma de tu vida y tus acciones antes de hacer lo que deseas hacer. Hay personas que ni saben que es el karma y otros que son demasiados egocéntricos.

Es importante estar enamorado de la idea que tienes. En otras palabras, nos está en el mundo para vivir una vida mediocre, estás en el mundo para vivir una vida plena. Por ejemplo, puedes ser lo mejor que puedas, haciendo lo que te gusta hacer. Si cantas puedes escribir mejores canciones, si eres un autor puedes escribir libros mejores. No hay límite en lo que puedes hacer, siempre y cuando tengas confianza en sus habilidades.

¿Quién es el juez de tus capacidades? Con suerte eres el que juzga tus propias capacidades, la conclusión es que no podemos engañarnos a nosotros mismos cuando se trata de el nivel de esfuerzo que gastamos en una causa digna.

Reflexiones sobre la vida cotidiana

La actitud es una elección. La felicidad es una opción. El optimismo es una elección. La amabilidad es una elección. Dar es una elección. El respeto es una elección. Cualquier elección que hagas te hace a ti. Elegir sabiamente.

Tienes que bailar como si nadie te mirara, amar como si nunca te lastimaran, cantar como si nadie te escuchara y vivir como si fuera el cielo en la tierra.

Cuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos tanto la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros.

Todo lo que puedes imaginar es real.

Bueno mejor mejor. Nunca lo dejes descansar. hasta que tu bien sea mejor y lo mejor sea lo mejor.

Creer en ti mismo. Eres más valiente de lo que crees, más talentoso de lo que crees y capaz de más de lo que imaginas.

El hombre que mueve una montaña comienza por llevarse pequeñas piedras.

Si quieres tener éxito, debes emprender nuevos caminos, en lugar de viajar por los desgastados caminos del éxito aceptado.

La única forma de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos hacia lo imposible.

Muchos de los fracasos de la vida son personas que no se dieron cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidas.

Corre riesgos, comete errores. Así es como creces. El dolor alimenta tu coraje. Tienes que fallar para practicar ser valiente.

Yo soy sólo uno, pero todavía soy uno. No puedo hacer todo, pero aun así puedo hacer algo. No me negaré a hacer algo que puedo hacer.

Entre metas hay una cosa llamada vida, que hay que vivirla y disfrutarla.

La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad: solo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar al odio: sólo el amor puede hacerlo.

Los dos días más importantes de tu vida son el día en que naces y el día en que descubres por qué.

Mantén tus ojos en las estrellas y tus pies en la tierra.

Si hay una sola lección que la vida nos enseña, es que desear no lo convierte en realidad.

Reflexiones cortas de la vida

Nunca dejes que las lecciones duras endurezcan tu corazón; las duras lecciones de la vida están destinadas a hacerte mejor, no amargado.

En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido sobre la vida: continúa.

Recuerda que las mejores lecciones de la vida generalmente se aprenden en los peores momentos y de los peores errores.

La vida se trata de aceptar los desafíos en el camino, elegir seguir adelante y saborear el viaje”.

Soy lo que soy. No me preocupo por nada que no pueda controlar. Esa es una muy buena lección de vida.

A veces en la vida, tu situación se seguirá repitiendo hasta que aprendas la lección.

He aprendido que no importa lo que suceda o lo mal que parezca hoy, la vida continúa y será mejor mañana.

No es el error lo que importa, es cómo interpretas la lección.

No me detengo en las cosas que es demasiado tarde para arreglarlas, pero hago lo mejor que puedo para aprender las lecciones de la vida y ponerlas en práctica.

Mi mayor lección de vida ha sido que la vida puede cambiar en un segundo. Por eso es importante vivir siempre la mejor vida posible y hacer lo que pueda por los demás.

Trate de lograr las cosas que siempre ha soñado mientras pueda. Sé que suena a cliché, pero la lección más importante que he aprendido es que la vida es preciosa; disfrutalo mientras dure.

La lección esencial que he aprendido en la vida es simplemente ser uno mismo. Atesora el ser magnífico que eres y reconoce ante todo que no estás aquí solo como ser humano. Eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana.

La lección más grande que he aprendido en la vida es que todavía tengo mucho que aprender.

Corre riesgos, comete errores. Así es como creces. El dolor alimenta tu coraje. Tienes que fallar para practicar ser valiente.

La mayor lección que tuve en mi vida fue el fracaso.

Motivadoras reflexiones de la vida diaria con moraleja cortas

Recuerda que es solo un mal día, no una mala vida.

La gran lección de la vida, cariño, es nunca tenerle miedo a nadie ni a nada.

Las lecciones de la vida consisten en aprender uno o más de los valores de la verdad.

Entonces, aprender a apreciar sus lecciones, errores y contratiempos como peldaños hacia el futuro es una clara señal de que se está moviendo en la dirección correcta.

Los errores son una parte de ser humano. Aprecia tus errores por lo que son: preciosas lecciones de vida que solo se pueden aprender de la manera más difícil.

Piensa en cada fracaso, cada angustia y cada pérdida en tu vida como una lección de coraje y resiliencia.

Las lecciones de la vida toman toda una vida para aprender, así es como es en el salón de clases de la vida. Pero a medida que aprendemos, enseñamos a otros. Todos somos maestros en la escuela de la vida.

La vida es una sucesión de lecciones que hay que vivir para comprender.

No importa quién intente enseñarte lecciones sobre la vida, no lo entenderás hasta que lo pases por tu cuenta.

Aprende del ayer, vive el hoy, espera el mañana. Lo importante es no dejar de cuestionar.

Nunca seas prisionero de tu pasado, fue solo una lección, no una cadena perpetua.

Una de mis mayores lecciones en la vida es que sanamos a la velocidad de nuestro perdón.

No soy alguien que se avergüence de su pasado. De hecho, estoy muy orgulloso. Sé que cometí muchos errores, pero ellos, a su vez, fueron mis lecciones de vida.

Síguenos en FACEBOOK – PINTEREST

Compartir: