Motivación para hacer ejercicio

Motivación para hacer ejercicio

Te das cuenta de que es esencial perder algunos kilos para evadir los efectos de la obesidad en la salud?

Debes convertirte en una versión más saludable de ti mismo comiendo sano y adoptando una rutina de actividad física, pero ¿hay algo que te detenga? El ejercicio mundano del día incluye el trabajo, las tareas del hogar y el cuidado de la familia, esto a menudo nos deja con poco tiempo. Hacia el final del día, se agota la energía para incluso considerar una rutina de ejercicios en el horario ideal. Si bien a veces nos da pereza preparar una comida saludable, también seguimos presionando el botón de repetición en nuestra rutina de ejercicios.

A veces, unas pocas palabras poderosas son todo lo que necesitas para salir de una mentalidad de «no puedo» o «no tengo ganas» y prepararte para hacer ejercicio o elegir una opción de comida saludable. Cuando luchas por mantenerte al día con tus objetivos, las frases de motivación para la salud y el estado físico pueden ayudarte a recordar por qué estás haciendo lo que estás haciendo y por qué no debes sucumbir a sentirse desanimado.

Las frases de Motivación para hacer ejercicio:

La lucha en la que te encuentras hoy está desarrollando la fuerza que necesitas para mañana.

Cuando falte motivación, recuerde esto: perder peso no requiere una revisión completa de dieta y ejercicio. De hecho, comenzar poco a poco suele ser la mejor manera de cumplir y mantener.

El camino puede estar lleno de baches, pero manténgase comprometido con el proceso.

Si estás cansado de empezar de nuevo, deja de rendirte.

Una mente activa no puede existir en un cuerpo inactivo.

No puedes cruzar el mar simplemente parándote y mirando el agua.

Haz tiempo para ello. Solo hazlo. Nadie nunca se hizo fuerte o se puso en forma pensando en ello. Ellos lo hicieron.

No subiste todo tu peso en un día; no lo perderás en un día. Sea paciente con usted mismo.

No hagas ejercicio porque odias tu cuerpo, haz ejercicio porque lo amas.

Los obstáculos no tienen por qué detenerte. Si chocas contra una pared, no te des la vuelta y te rindas. Averigua cómo escalarlo, atravesarlo o sortearlo.

La fuerza no viene de lo que puedes hacer. Viene de superar las cosas que alguna vez pensaste que no podías.

La pérdida de peso no comienza en el gimnasio con una mancuerna; comienza en tu cabeza con una decisión.

El fitness es como el matrimonio; no puedes engañarlo y esperar que funcione.

Va a ser un viaje. No es un sprint para ponerse en forma.

El ejercicio debe considerarse como un tributo al corazón.

Siempre creí que si cuidas tu cuerpo, él te cuidará a ti.

Cuidar mi salud hoy me da una mejor esperanza para el mañana.

Si no haces lo que es mejor para tu cuerpo, eres tú quien se queda corto.

El secreto de la salud tanto para la mente como para el cuerpo es no llorar por el pasado, no preocuparse por el futuro o no anticipar problemas, sino vivir el momento presente con sabiduría y seriedad.

Dejar toda la tarde para el ejercicio y el esparcimiento, que son tan necesarios como la lectura. Diré más bien más necesario porque la salud vale más que el aprendizaje.

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto sino un hábito.

No importa lo lento que vayas, sigues lamiendo a todo el mundo en el sofá.

Fallas el 100% de los tiros que no haces.

La diferencia entre lo imposible y lo posible radica en la determinación de una persona.

Si quieres algo que nunca has tenido, debes estar dispuesto a hacer algo que nunca has hecho.

Dar algo menos que lo mejor de ti es sacrificar el regalo.

Estás a solo un entrenamiento de estar de buen humor.

La vida comienza al final de tu zona de confort.

Para descubrir tu verdadero potencial, primero debes encontrar tus propios límites y luego debes tener el coraje de superarlos.

Si no te desafía, no te cambiará.

Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije: ‘No te rindas. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón.

Las personas fuertes son más difíciles de matar que las débiles y, en general, más útiles.

El dolor es temporal. Puede durar un minuto, una hora, un día o un año, pero eventualmente se calmará y algo más tomará su lugar. Si lo dejo, sin embargo, dura para siempre.

El ejercicio es un hábito clave que desencadena un cambio generalizado.

Desde los días de culturismo, aprendí que todo son repeticiones y kilometraje. Cuantas más millas esquíes, mejor esquiador te vuelves; Cuantas más repeticiones hagas, mejor será tu cuerpo.

No te conviertes en corredor por ganar un entrenamiento matutino. La única forma verdadera es ordenar la ferocidad de tu ambición en el transcurso de muchos días, semanas, meses y (si finalmente pudieras aceptarlo) años.

Imposible es solo una gran palabra lanzada por hombres pequeños a quienes les resulta más fácil vivir en el mundo que se les ha dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. es una opinion Imposible no es una declaración. Es un atrevimiento. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible.

No fue hasta mis veintitantos años que aprendí que al hacer ejercicio me había dado un gran regalo. Aprendí que nada bueno viene sin trabajo y una cierta cantidad de dolor. Cuando termino un set que me deja temblando, sé más sobre mí. Cuando algo sale mal, sé que no puede ser tan malo como ese entrenamiento.

La fuerza no viene de ganar. Tus luchas desarrollan tus fortalezas.

Nadie que siempre dio lo mejor de lo lamentó.

Debes tener un deseo sincero y ardiente de lograr lo que sueñas, dedicarte a progresar y tomar el control de tus circunstancias para cambiar tu cuerpo.

Descansa, deja que tu cuerpo se relaje y crezca. Trabaje gradualmente y no lo arruine. A veces puedes hacer tanto que tu mente se cansa. Recuerda lo que dije antes: Mantén tu mente hambrienta. Las personas tienden a exagerar las cosas al principio y luego se desvanecen.

Cuando corro, mi mente está llena de dudas: ¿quién terminará segundo, quién terminará tercero?

Haz ejercicio porque es bueno para ti, incluso si cada paso pesa mil libras.

El ejercicio corporal, cuando es obligatorio, no daña el cuerpo.

Un oso, por mucho que lo intente, se vuelve regordete sin ejercicio.

La motivación para hacer ejercicio es esencial para nuestra salud y la confianza mental.

La mente de un niño es naturalmente activa, se desarrolla a través del ejercicio. Dele al niño mucho ejercicio, para el cuerpo y el cerebro.

Nos saltamos el entrenamiento, solo esta semana. Y pronto descubrimos que cada una de estas pequeñas rupturas en nuestra voluntad conduce a otra, y luego a una vida de compromiso y arrepentimiento. Sin vigilancia, lo que es correcto y fuerte en el espíritu humano puede ser reducido y roto para siempre.

Puede haber personas que tengan más talento que tú, pero no hay excusa para que nadie trabaje más duro que tú.

Ganadores nunca se rinden y los que se rinden nunca ganan.

Los obstáculos no tienen por qué detenerte. Si chocas contra una pared, no te des la vuelta y te rindas. Averigua cómo escalarlo, atravesarlo o sortearlo.

Al igual que en el culturismo, el fracaso también es una experiencia necesaria para el crecimiento en nuestras propias vidas, ya que si nunca somos probados hasta nuestros límites, ¿cómo sabremos qué tan fuertes somos realmente? ¿Cómo creceremos alguna vez?

La aplicación de un esfuerzo lógico y constante durante un período prolongado es la clave para alcanzar su potencial muscular físico.

Unos nacen fuertes y otros se hacen fuertes.

Nunca permita que los factores externos afecten la forma en que fortalecerá su cuerpo y su mente hoy.

Las personas que realmente creen que no pueden permitirse el tiempo para entrenar no tienen sus prioridades correctas. Dados los beneficios para su salud, fuerza y ​​vida en general, debe preguntarse si puede darse el lujo de no entrenar.

A menudo, caminarás por el filo de la navaja entre lograr la adaptación y evitar el agotamiento (o las lesiones). Domina esto y desbloquearás la clave para el progreso continuo.

Tu progreso como corredor es un proceso frustrantemente lento de pequeñas ganancias. Es cuestión de aumentar poco a poco tu kilometraje y tu ritmo. Es cuestión de aprender a celebrar los pequeños logros como si fueran victorias olímpicas. Significa pagar sus cuotas en el camino o en la caminadora. Significa buscar los límites de tu cuerpo y exigir que tu espíritu no se dé por vencido. Significa aprovechar al máximo lo que tienes. Significa convertirte en un atleta un entrenamiento a la vez.

El cuerpo se adapta mejor como un organismo completo al estrés aplicado a todo el organismo. Cuanto más estrés se pueda aplicar a la mayor parte del cuerpo al mismo tiempo, más efectiva y productiva será la adaptación.

Levantamiento de pesas. Cuando levantas un poco más de lo que puedes manejar, te vuelves más fuerte.

No temas lo que no puedes levantar, teme lo que te puede levantar.

Los bíceps son como adornos en un árbol de Navidad.

No entrenas para imaginarte en el segundo lugar del podio. El segundo lugar apesta.

No considero que los miembros de otras federaciones sean mis rivales. El récord mundial es el rival con el que estoy peleando.

Me gusta progresar en cada sesión para poder levantar más, establecer nuevos PR y monitorear mis mejoras de fuerza. Realmente me gusta el proceso de aprendizaje y mejorar cada vez más en los levantamientos olímpicos. Es genial poder participar en el deporte al igual que todos los demás. Y un día quiero poder competir en una competencia de levantamiento de pesas como todos los demás.

Lo que me impresiona es la persona que se presenta todos los días al gimnasio, hace lo necesario, no se queja, no busca reconocimiento, hace lo necesario fuera del gimnasio para apoyar su entrenamiento y sus metas, y continúa este proceso consistentemente durante años.

Si no estás rogando por descansar. Entonces no estás entrenando lo mejor posible.

No cuento mis abdominales. Solo empiezo a contar una vez que empieza a doler.

El dolor es debilidad que sale del cuerpo.

Un físico bien construido es un símbolo de estatus. Refleja que trabajaste duro por ello, no hay dinero que pueda comprarlo. No puedes tomarlo prestado, no puedes heredarlo, no puedes robarlo. No puedes aferrarte a él sin un trabajo constante. Muestra disciplina, muestra respeto por uno mismo, muestra paciencia, ética de trabajo y pasión. Por eso hago lo que hago.

A veces, tal vez después de un día duro, o simplemente por pereza, no siempre quieres hacer ejercicio cuando llega el tiempo de entrenamiento asignado. Esto le sucede a los mejores de nosotros de vez en cuando. Pero te pones manos a la obra de todos modos, haz lo que tienes que hacer. Luego, obtienes ese golpe correspondiente de logro, un subidón mental y físico que de otro modo habría sido reemplazado por minutos u horas largas, aburridas y desperdiciadas. Un calendario de entrenamiento sólido y bien pensado es invaluable para cultivar la motivación y la disciplina.

No puedes mejorar sin sacrificio. Requiere una tolerancia a la incomodidad.

Mi fuerza no provenía de levantar pesas. Mi fuerza provino de levantarme cuando fui derribado.

Las medias repeticiones pueden desarrollar tu ego, pero también construyen la mitad de un físico.

Cuando entreno, borro todos los límites y expectativas de lo que puedo hacer. Soy poderoso y todo es posible.

El cuerpo humano es una máquina increíble, pero la mayoría de las personas solo obtienen de esa máquina lo que su mente les permite.

Si no estás vomitando durante un entrenamiento, no lo estás intentando.

Una vez que aprende a dejar de fumar, se convierte en un hábito.

La galeria de imágenes con la Motivación para hacer ejercicio:

FACEBOOK – PINTEREST –INSTAGRAM

Compartir: