Mensajes cristianos

Mensajes cristianos de agradecimiento a una persona con Dios

Todos los mensajes cristianos nos dan esperanza para seguir adelante en nuestro camino para conocer a Dios.

El alma del perezoso desea y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada, en medio de tu prueba Dios te dice sigue hacia tu meta. Lee estos mensajes cristianos y no temas que yo estoy contigo, te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.

La palabra tiene poder, da sanidad y prolonga la existencia, produce obediencia, es espíritu y vida, da limpieza, ofrece respuesta a la oración. Santifica porque es verdad. Las riquezas de vanidad disminuirán; pero el que recoge con mano laboriosa las aumenta, ten paciencia, Dios a su tiempo te dará lo que necesitas.

Los Mensajes cristianos de agradecimiento a una persona con Dios:

  • Dios ha prometido suplir todas tus necesidades. Lo que no tenemos ahora, no lo necesitamos ahora.
  • Dios dice que demos gracias en todo. Eso no significa que tengas que dar gracias POR todo. No necesitas dar gracias POR ese mal día. O POR esa mala relación. O ser pasado por alto en el trabajo. Dificultad financiera. Sea lo que sea, no debes dar gracias POR las dificultades, sino EN las dificultades. Esa es una distinción muy importante, y creo que a menudo la pasamos por alto. Dar gracias EN todo muestra un corazón de fe en que Dios es más grande que las dificultades y que Él puede usarlas, si te acercas a Él con el corazón y el espíritu correctos, para tu bien y Su gloria.
  • No importa cuáles sean nuestras circunstancias, podemos encontrar una razón para estar agradecidos.
  • Hay tres requisitos para el disfrute adecuado de las bendiciones terrenales: una reflexión agradecida sobre la bondad del dador; un profundo sentido de nuestra propia indignidad; y un recuerdo de la incertidumbre de nuestra larga posesión de ellos. El primero nos hará agradecidos; el segundo, humilde; y el tercero, moderado.
  • Dios tiene el control, y por lo tanto en TODO puedo dar gracias, no por la situación sino por Aquel que la dirige y gobierna.
    Una acción de gracias sensata por las misericordias recibidas es una poderosa oración en el Espíritu de Dios. Prevalece con Él inefablemente.
  • Debemos dar gracias por toda fortuna: si es buena, porque es buena, si es mala, porque obra en nosotros la paciencia, la humildad y el desprecio de este mundo y la esperanza de nuestra patria eterna.
  • Estar agradecido. Dios lo ha ordenado, para nuestro bien y para Su gloria. El mandato de Dios de ser agradecidos no es la demanda amenazante de un tirano. Más bien, es la invitación de toda una vida: la oportunidad de acercarnos a Él en cualquier momento del día.
  • La gratitud es una ofrenda preciosa a los ojos de Dios, y es una que los más pobres de nosotros podemos hacer y no ser más pobres sino más ricos por haberla hecho.
  • El agradecimiento genuino es un acto de los afectos del corazón, no un acto de los músculos de los labios.
  • He tenido muchas cosas en mis manos, y las he perdido todas; pero todo lo que he puesto en las manos de Dios, eso todavía lo poseo.
  • Agradezcamos a Dios de corazón cada vez que oramos porque tenemos Su Espíritu en nosotros para enseñarnos a orar. La acción de gracias atraerá nuestros corazones hacia Dios y nos mantendrá comprometidos con Él; quitará nuestra atención de nosotros mismos y le dará lugar al Espíritu en nuestros corazones.
  • Cuando elegimos la oración de agradecimiento en lugar de revolcarnos en la ansiedad y la preocupación, estamos demostrando una confianza inquebrantable en Dios.
  • Dios ha prometido suplir todas nuestras necesidades. Lo que no tenemos ahora, no lo necesitamos ahora.
  • El Día de Acción de Gracias es una joya para poner en el corazón de los hombres honestos; pero ten cuidado de que no te quites el día, y dejes de lado la gratitud.
  • La gratitud es una ofrenda preciosa a los ojos de Dios, y es una que los más pobres de nosotros podemos hacer y no ser más pobres sino más ricos por haberla hecho.
  • La oración que comienza con la confianza y pasa a la espera, terminará siempre en agradecimiento, triunfo y alabanza.
  • Que la paz de Cristo reine en vuestros corazones, ya que como miembros de un solo cuerpo fuisteis llamados a la paz. Y sé agradecido.
  • Da gracias en todas las circunstancias; porque esta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús para vosotros.
  • Cuando te levantes por la mañana, da gracias por la luz de la mañana, por tu vida y tu fuerza. Da gracias por tu alimento y la alegría de vivir.
  • No importa cuáles sean nuestras circunstancias, podemos encontrar una razón para estar agradecidos.
  • Así que una vez al año, nos reunimos, en un día aparte, para alabar al Señor con fiesta y cánticos, en agradecimiento de corazón.
  • Entrad por sus puertas con acción de gracias, y por sus atrios con alabanza; dadle gracias y alabad su nombre.
  • Una fe activa puede dar gracias por una promesa, aunque aún no se haya cumplido, sabiendo que los bonos de Dios son tan buenos como el dinero disponible.
  • Yo mantendría que las gracias son la forma más elevada de pensamiento y que la gratitud es felicidad duplicada por el asombro.
  • Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.
  • Dios no se complace tanto con la música de abajo como con las canciones de acción de gracias de las viudas aliviadas y los huérfanos apoyados; de personas que se regocijan, consoladas y agradecidas.
  • Dando gracias siempre y por todo a Dios Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
  • Ábreme las puertas de los justos; Entraré y daré gracias al Señor.
  • No debes permitir que las personas que te lastiman ocupen una fracción de tu corazón. Perdona y sigue adelante, especialmente en esta temporada de acción de gracias.
  • La gratitud produce un gozo profundo y duradero porque sabemos que Dios está obrando en nosotros, incluso a través de las dificultades.
  • Sí, dad gracias por “todas las cosas” porque, como bien se ha dicho, “nuestras desilusiones no son sino sus designios.
  • La acción de gracias es el idioma del cielo, y es mejor que comencemos a aprenderlo si no queremos ser meros extraterrestres tontos allí.
  • No es cuánto tenemos, sino cuánto disfrutamos, lo que hace la felicidad.

La galería de imágenes con Mensajes cristianos de agradecimiento a una persona con Dios:

FACEBOOK – PINTEREST –INSTAGRAM

Compartir: