Imagenes frases de Pascuas 2022 para imprimir y repartir con los huevos

Imagenes frases de Pascuas 2022 para imprimir y repartir con los huevos

La Pascua es una fiesta religiosa que incluye muchas tradiciones divertidas para que disfrute toda la familia.

Participar en divertidas búsquedas de huevos de Pascua y abrir canastas de huevos llenas de deliciosos dulces, es una tradición. Para muchos, da la bienvenida a una temporada de gran fe, inspiración renovada y optimismo. Entonces, ¿cómo expresas tu gratitud durante esta época del año? Una excelente manera es compartir estas frases de Pascua para imprimir y repartir con los huevos de pasca con tus seres queridos.

La Pascua es una fiesta importante en el cristianismo porque se celebra la victoria de Dios sobre el pecado y la muerte. La resurrección de Cristo de entre los muertos representa la vida eterna prometida a todos los que creen en Él y nos recuerda que la pérdida lleva a algo nuevo.

A continuación, encontrarás una combinación de frases de Pascua que te ayudarán a captar el significado de la festividad. ¡Seguro que te harán pensar, reflexionar y en algunos casos, reírte!

Las frases de Pascuas 2022 para imprimir y repartir con los huevos:

  • Porque recuerdo la mañana de Pascua, y la vida, el amor y la paz son todos nuevos nacidos.
  • El huevo de Pascua simboliza nuestra capacidad para salir de la capa protectora endurecida con la que nos hemos rodeado.
  • La Pascua es muy importante para mí. Es una segunda oportunidad.
  • La primera Pascua nos enseñó esto: que la vida nunca termina y el amor nunca muere.
  • Pascua explica la belleza; la rara belleza de la nueva vida.
  • La Pascua es un tiempo en el que Dios convirtió la inevitabilidad de la muerte en la invencibilidad de la vida.
  • Aquí está lo asombroso de la Pascua; el Domingo de Resurrección para los cristianos es esto, que Cristo en los momentos de muerte en la cruz nos da la mayor ilustración posible del perdón.
  • Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre viene la resurrección de los muertos.
  • A menos que haya Viernes Santo en tu vida, no puede haber Domingo de Pascua.
  • Él mismo es el sacrificio que expía nuestros pecados, y no solo nuestros pecados, sino los pecados de todo el mundo.
  • El amor siempre implica responsabilidad, y el amor siempre implica sacrificio. Y no amamos realmente a Cristo a menos que estemos preparados para enfrentar Su tarea y tomar Su Cruz.
  • Jesús le dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera.
  • Todavía creo en Papá Noel, el Conejo de Pascua, el Hada de los Dientes y el amor verdadero. Ni siquiera intentes decirme diferente.
  • Un verdadero amigo es alguien que piensa que eres un buen huevo, incluso si estás roto.
  • Buena idea: Encontrar los huevos de Pascua en Semana Santa. Mala idea: encontrar los huevos de Pascua en Navidad.
  • ¿Es el Conejo de Pascua un extraterrestre que intenta engañarnos para que nos implantemos sus huevos? Porque renunciaré al chocolate ahora mismo.
  • Hace dos mil años, Jesús es crucificado. Tres días después, sale de una cueva y lo celebran con conejitos de chocolate, Peeps de malvavisco y huevos bellamente decorados. Supongo que estas eran cosas que Jesús amaba cuando era niño.
  • Feliz Pascua a todos! Jesús muere, regresa de entre los muertos y nos dan huevos de chocolate. Es como un servicio nocturno de Dios.
  • No os abandonéis a la desesperación. Somos el pueblo de Pascua y aleluya es nuestro canto.
  • Si el hombre se saliera con la suya, el plan de redención sería un conflicto interminable y sangriento. En realidad, la salvación no fue comprada por el puño de Jesús, sino por Sus manos traspasadas por los clavos; no por el músculo sino por el amor; no por venganza sino por perdón; no por la fuerza sino por el sacrificio. Jesucristo nuestro Señor se entregó para vencer; Destruyó a Sus enemigos al morir por ellos y conquistó la muerte al permitir que la muerte lo conquistara a Él.
  • La Navidad y la Pascua pueden ser temas de poesía, pero el Viernes Santo, como Auschwitz, no. La realidad es tan horrible que no sorprende que la gente haya encontrado en ella una piedra de tropiezo para la fe.
  • La Pascua fue cuando la Esperanza en persona sorprendió al mundo entero al pasar del futuro al presente.
  • Luego vino el tiempo de curación, los corazones comenzaron a brillar, el alma se sentía tan bien, oh, qué tiempo tan liberador fue.
  • Los dones del Maestro son estos: libertad, vida, esperanza, nuevo rumbo, transformación e intimidad con Dios. Si la cruz fuera el final de la historia, no tendríamos esperanza. Pero la cruz no es el final. Jesús no escapó de la muerte; la conquistó y abrió el camino al cielo para todos los que se atreven a creer. La verdad de este momento, si dejamos que nos invada, es impresionante. Significa que Jesús realmente es quien dijo ser, estamos realmente tan perdidos como dijo que estamos, y él realmente es la única forma en que podemos conectarnos íntima y espiritualmente con Dios nuevamente.
  • Y ahora, hermanos, les haré una pregunta terrible, y Dios sabe que también me la hago a mí mismo. ¿Es la verdad más allá de todas las verdades, más allá de las estrellas, sólo esta: que vivir sin él es la verdadera muerte, que morir con él es la única vida?
  • Acordaos de Jesús de Nazaret, tambaleándose con los pies quebrados saliendo del sepulcro hacia la Resurrección, llevando en su cuerpo la orgullosa insignia de la derrota que es victoria, la magnífica derrota del alma humana a manos de Dios.
  • Ciertamente, no fue el Domingo de Resurrección sino el Sábado Santo, pero, cuanto más reflexiono sobre ello, más me parece adecuado a la naturaleza de nuestra vida humana: todavía estamos esperando la Pascua; todavía no estamos parados en plena luz, sino que caminamos hacia ella llenos de confianza.
  • Si alguien o algo trata de maldecir o matar la Bondad en el Centro de todas las cosas, seguirá volviendo a la vida. Siempre Pascua.
  • La victoria fue sellada en una tumba vacía. Por lo tanto, debemos recordar que las batallas restantes son la conclusión de la victoria, no la victoria en cuestión.
  • Desde sus orígenes el cristianismo ha sido el anuncio de la alegría, de la única alegría posible en la tierra. Hizo imposible todo el gozo que solemos pensar que es posible. Pero dentro de esta imposibilidad, en el fondo mismo de esta oscuridad, anunció y transmitió una nueva alegría que todo lo abarca, y con esta alegría transformó el Fin en un Principio.

La santidad cristiana consiste no en esforzarse al máximo por ser buenos, sino en aprender a vivir en el mundo nuevo creado por la Pascua, el mundo nuevo en el que entramos públicamente en nuestro bautismo.

imagenes.gratis
  • La Pascua es alegría, esperanza, amor y renovación. La Pascua es una prueba de que podemos empezar de nuevo.
  • He visto a la vida aceptar finales, pero nunca la he visto entregarse a ellos.
  • Ahora un poco de esperanza. Es Domingo de Pascua. El día que se suele pasar con familiares y amigos. Este año es más frío. Eso es todo. Simplemente pasando el rato quedándonos. Al otro lado de esto, todos hablaremos sobre este momento. Será como donde estabas durante el gran terremoto de 1989 o el 11 de septiembre o donde estabas cuando le dispararon a JFK. Va a ser uno de esos tipos de momentos. PERO lo logramos a través de esos tiempos. Lo haremos a través de esto. Somos más fuertes juntos. ¡Además, tendremos una gran Pascua juntos el próximo año! Este año vamos a relajarnos todos en el lugar.
  • Siempre te daré esperanza. Aquí está el por qué. Vamos a salir de esto. Quiero que sepas esto. Esta Pascua simplemente me relajé en casa. Tú también. Hoy le dije a una amiga que se sentía mal que le dije esto. Estamos en este momento. Sé que es aterrador y deprimente. PERO el próximo año esto será una historia. Tal vez un tema de conversación en una primera cita. Cuando todo esto termine será «¿recuerdas cuándo?» y llegaremos allí. Esto también pasará.
  • Mis olores de Pascua son la canela y las especias mezcladas en los panecillos cruzados calientes, y la salsa de romero y menta con el cordero asado. El olor a hierba del ruibarbo y la hierba mojada y fangosa del huevo rodado. Y, por supuesto, montones, montones de chocolate con leche.
  • Un final es la ilusión que creamos porque creemos que Dios eventualmente alcanzará un final tan definitivo que excederá Su capacidad de crear. Y esa es la ilusión que tenemos que dejar de crear.
  • La Pascua nos dice que Dios puede resucitar cualquier cosa que podamos matar, incluidos nosotros mismos.
  • Dios nos permite creer que algo no se puede hacer para que Él pueda mostrarnos cómo nuestro ‘no puedo’ es siempre Su ‘puedo’.
  • Pedimos que las corrientes de luz pascual fluyan en la intimidad y privacidad de nuestros corazones esta mañana, para curarnos, animarnos y permitirnos hacer de nuevo un nuevo comienzo.
  • Cada Sábado Santo, la Iglesia espera como junto al sepulcro, meditando la muerte de Cristo mientras espera el anuncio de su resurrección. Como Juan, podemos acoger a María en nuestros hogares y meditar con ella las últimas palabras de Cristo. Como ella, podemos descansar en un lugar entre la angustia y la alegría, esperando en tranquila esperanza. Podemos rezar el Oficio Divino, que abre el velo para mostrarnos a Cristo venciendo a la muerte y liberando a los pecadores del cautiverio. El Rey no está muerto; descansa de su trabajo. Un nuevo dia vendra. Su Cruz no es derrota; es la victoria!
  • La cruz de Cristo justifica a Dios; Él permanece santo porque Él ha castigado el pecado en la muerte, la sangre derramada, de Su Hijo.
  • Jesús nació en una existencia que no puedo comprender, y murió de una muerte del mismo tipo. Y por tanto, qué locura me hace presumir. Su incapacidad para comprender las dificultades de mi existencia cuando la Suya eclipsó salvajemente la mía, y ¿por qué dudo de Su idoneidad para comprometer la muerte dentro de mí cuando Él murió por mí?
  • Así, en Pascua celebramos la Resurrección de Cristo como algo que pasó y nos sigue pasando. Porque cada uno de nosotros recibió el don de esa nueva vida y el poder de aceptarla y vivir de ella. Es un don que cambia radicalmente nuestra actitud hacia todo en este mundo, incluida la muerte. Nos permite afirmar con alegría: «¡La muerte ya no existe!» Oh, la muerte todavía está allí, sin duda y todavía la enfrentamos y algún día vendrá y nos llevará. Pero es toda nuestra fe que por Su propia muerte Cristo cambió la naturaleza misma de la muerte, la convirtió en un pasaje —una «pascua», una «Pascha»— hacia el Reino de Dios, transformando la tragedia de las tragedias en la victoria final. «Aplastando la muerte con la muerte», nos hizo partícipes de su Resurrección. Por eso al final de los maitines pascuales decimos: «¡Cristo ha resucitado y la vida reina! ¡Cristo ha resucitado y no queda ni un solo muerto en el sepulcro!
  • Cristo al ladrón: Ven conmigo. Morimos juntos, un ladrón y el Hacedor del mundo. Camina con el Infinito hecho carne en el vientre de la ballena. Mantente cerca mientras la realidad tiembla. Mira mientras la Muerte es tomada por la garganta. Hoy estarás conmigo en el Paraíso.
  • Lo increíble no es más que mi falta de fe en la acción. La Pascua es nada menos que Dios edificando mi fe poniendo en acción lo increíble.
  • Los hombres esperan una recompensa por lo que dan, mientras que Dios devuelve tales expectativas por lo que Él da.
  • La primera Pascua nos enseñó esto: que la vida nunca termina y el amor nunca muere.
  • La Pascua es un tiempo en el que Dios convirtió la inevitabilidad de la muerte en la invencibilidad de la vida.
  • Nos enfocamos en el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección, pero nos olvidamos de hacer una pausa en la quietud de los días intermedios. Encuentra tiempo hoy para estar presente en ese lugar de espera. Hay un tesoro que se puede encontrar en la paz sagrada que llega cuando respiras en ese lugar de entrega tranquila. No se apresure a través del espacio llamado «Entre».

La galeria de Imagenes frases de Pascuas 2022 para imprimir y repartir con los huevos:

FACEBOOK – PINTEREST –INSTAGRAM

Compartir: