Condolencias cortas con frases bíblicas

Condolencias cortas con frases bíblicas

La muerte es un evento espiritual para muchos. Aquellos que se quedan atrás pueden sentir una sensación de pérdida que solo puede ser consolada por las palabras de Dios.

Aquí hay algunos de los mejores versículos bíblicos con condolencias para ayudarte a superar el dolor. Si bien dar a la familia una visita en el velorio puede ser muy reconfortante, especialmente si vienes a presentar respeto a la persona fallecida, un breve mensaje de condolencia también puede ayudar. Para tus amigos o familiares que pertenecen a la familia cristiana, o si compartes las mismas creencias y religión, quizás quieras enviar estos mensajes de condolencia por la pérdida de un ser querido.

Las Condolencias cortas con frases bíblicas:

Ni siquiera puedo empezar a entender por lo que está pasando en este momento, pero me gustaría ofrecer mis oraciones y condolencias a usted y su familia.

No temas, porque yo estoy contigo. No te desanimes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré. Te sostendré con mi diestra victoriosa.

Estamos profundamente entristecidos por su pérdida, nuestros corazones están con usted y sus seres queridos y que nuestras oraciones guíen el alma de [nombre] a nuestro Padre Celestial.

Acepte nuestras condolencias, solo sepa que estamos aquí para ayudarlo y no dude en comunicarse, especialmente durante este momento difícil.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante estoy con vosotros en espíritu, gozándome de ver vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo.

Si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

El justo perece, y nadie se preocupa por ello; los hombres piadosos son quitados, sin que nadie entienda. Porque el justo es quitado de la calamidad; entra en paz; descansan en sus lechos los que andan en su rectitud.

quien nos consuela en toda nuestra aflicción, para que podamos consolar a los que están en cualquier aflicción, con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios. Porque así como compartimos abundantemente los sufrimientos de Cristo, también a través de Cristo compartimos abundantemente el consuelo. Si estamos afligidos, es por vuestro consuelo y salvación; y si somos consolados, es por el consuelo de ustedes, que experimentan cuando soportan con paciencia los mismos sufrimientos que sufrimos nosotros.

Oramos para que Dios le dé fortaleza y valor en su momento de duelo. Consuélate en la amistad, la oración y la paz en el amor.

Me gustaría ofrecerle a usted y a su familia nuestro más profundo y sincero pésame y que el alma de su (inserte aquí la relación entre el fallecido y el doliente) descanse en paz.

Estimado (inserte el nombre del doliente aquí), Lamento mucho escuchar sobre el fallecimiento de su (inserte la relación del fallecido con el doliente aquí). Que mis condolencias les traigan consuelo y paz en este doloroso momento.

Quizás no sean las estrellas, sino aberturas en el cielo por donde el amor de nuestros perdidos se derrama y brilla sobre nosotros para hacernos saber que son felices.

Oraciones y gratos recuerdos son lo que tenemos para recordar a nuestros queridos difuntos. Que el cariño de familiares y amigos os consuele en estos días tan difíciles, nuestro más sentido pésame.

Una oración, mis pensamientos de amor, flores y muchas lágrimas es todo lo que puedo ofrecer ahora, cuando tu alma es convocada al cielo, dejando a una madre afligida desolada para siempre. Te amé y te llevaré por siempre en mi corazón, mi querido hijo.

En un momento de gran calvario, estamos con nuestra colega y su familia en la separación de su amado padre. Que Dios le dé el descanso eterno y que ponga su alma donde descansan los justos. Sincero pésame.

Piadoso homenaje, honra y recuerdo en memoria del que fue esposo, yerno, hermano, cuñado y tío.

Lágrimas y flores ahora serán traídas a tu tumba y tus ojos tristes y gentiles serán solo un recuerdo. El perdón de Dios y el descanso eterno llegan al hombre que fue esposo, yerno, hermano y tío.

Dejó este mundo después de un largo y duro sufrimiento, el mejor esposo, padre y abuelo. Que Dios te tenga junto a él, para que puedas velar por nosotros.

Estoy sin palabras durante este momento doloroso. Por favor, sepa que estoy pensando en usted y orando por paz y consuelo.

Las palabras no pueden expresar mi tristeza. Que el consuelo de Dios los ayude en este momento difícil.

Mis más sinceras condolencias, envío de amor, oraciones y consuelo.

Estoy pensando en usted y su familia durante este período difícil y le envío nuestro amor y oraciones sinceras para apoyarlo a través de esto.

Mi corazón está muy triste por tu pérdida. Que nunca olvidemos la alegría y el amor que compartió con nosotros.

Dios llamó a casa a otro santo fiel. Él también te abrazará con Su amor mientras te afliges por la pérdida de un ser querido.

Estamos orando para que Dios sane tu corazón roto y te traiga paz durante este tiempo triste y doloroso.

La vida, el amor y la fe de tus padres fueron una gran inspiración para todos nosotros. Reciba nuestras condolencias y sepa que estamos aquí para su familia.

La extrañaremos profundamente en nuestros corazones porque ella fue el alma más gentil para nosotros. Nuestras oraciones y amor están con usted y su familia. Por favor, acepte nuestras más profundas condolencias.

La vida sin tu amada esposa será realmente difícil. Oramos para que Dios consuele tu corazón y llene tu alma de amor y paz.

Sepa que usted está en nuestras oraciones y pensamientos.

Ninguna palabra puede ayudar a aliviar su dolor, pero acepte nuestras sinceras condolencias y pésame.

Textos bíblicos de consuelo y fortaleza

Que el Señor camine a tu lado y te traiga la paz. Solo sé que estoy orando por ti. Acepte mis condolencias.

Que los recuerdos de tu ser querido te traigan paz y consuelo en tiempos de oscuridad. Clama al Señor y él te ayudará.

Entrega al Señor tu dolor y encuentra la paz en Su amor por él. Que su gracia sea abundante en tu vida todos los días.

Acepta mi amor y simpatía. A través de este período de dolor, rindan oraciones a Dios. Él siempre está contigo y nunca te dejaría.

Oro para que encuentres sanación a través del amor infinito de Dios. Entrégale tus preocupaciones y consuélate en su palabra de él.

Que el amor infinito de Dios los acompañe en este tiempo de lucha. Estás en mis oraciones ahora y siempre. Dios te bendiga.

Por favor, acepte mis condolencias en este momento de dolor. Que la luz del Señor brille en tu familia y te traiga abundante paz.

El hecho es que no siempre podemos entender las tragedias de la vida. Pero gracias a Dios por su amor por él. Estamos siempre en sus manos de él. Oro para que encuentres sanidad y consuelo en el Señor.

Mis más sinceras condolencias y oraciones están con ustedes en este momento de inmenso dolor. Que Dios vaya delante de ti y camine a tu lado para guiarte, Amén.

Que usted y su familia encuentren consuelo y fortaleza en la presencia de Dios de parte de él. Dijo que estará contigo ahora y siempre. Mantente bendecido.

Envío mis condolencias durante este tiempo. Oro para que el amor de Cristo te envuelva y te traiga una paz que sobrepase todo entendimiento, Amén.

Aunque caminemos por los valles más profundos y los túneles más oscuros, Dios está con nosotros. Que el buen Señor les conceda fortaleza y sanación en estos tiempos oscuros. Él siempre está contigo.

Dios es amor. Dios es luz. Préstale tus preocupaciones a Él y sé que eres amado. Estoy rezando por ti.

Oro para que el Señor le dé a usted y a su familia fortaleza y sanación en este período crucial. Que sus infinitas bendiciones te consuelen.

Que el Señor te consuele y haga resplandecer su luz en tu vida y en tu familia. Él te ama profundamente y tiene un plan reservado para ti. Reciba nuestras más sinceras condolencias.

Reciba mi más sentido pésame y condolencias. Que Dios te guíe de regreso a Su luz de él a través de este tiempo de angustia.

Oro para que la luz sanadora de Cristo te fortalezca en este momento de dolor. Pon tu confianza en Él y Él nunca te dejará. Él siempre está contigo.

Reciba mi más sentido pésame y sepa que estoy orando con usted ahora y siempre.

Que el amor de nuestro Señor Jesucristo os acompañe y os fortalezca en este momento de dolor. Que Su gloria te traiga consuelo en medio de la oscuridad. Mis oraciones están siempre contigo.

Reciba mi más sentido pésame en este período de dolor. Ruego que el amor de nuestro Salvador Jesucristo os consuele y os traiga la paz.

Mi más sentido pésame. Solo sepa que nunca está solo y que Dios camina a su lado incluso en momentos de tristeza y dolor. Oro para que encuentres consuelo y fortaleza en el Nombre de Jesús, Amén.

Oro para que el Espíritu de Dios te envuelva y te consuele. Recuerda que él te ama inmensamente y yo también. Espero que acepte mi más sentido pésame.

Frases de consuelo para la perdida de un ser querido

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestra mente, para que comprobando podáis discernir cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto.

No temas, porque yo estoy contigo. No te desanimes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré. Te sostendré con mi diestra victoriosa.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora: tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de tirar piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; …

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron. Por esto os anunciamos por palabra del Señor, que nosotros los que vivimos, los que quedamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Y los muertos en Cristo resucitarán primero. Entonces nosotros los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante estoy con vosotros en espíritu, gozándome de ver vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo.

Desde los confines de la tierra, clamo a ti por ayuda cuando mi corazón está abrumado. Condúceme a la roca imponente de seguridad.

Dios es nuestro refugio y fortaleza, siempre dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad.

Él sana a los que tienen el corazón roto y venda sus heridas.

He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe.

Si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

No dejes que tu corazón esté preocupado; creéis en Dios, creed también en Mí. En la casa de Mi Padre muchas moradas hay; si no fuera así, te lo hubiera dicho. Voy a preparar un lugar para ti.

Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará el SEÑOR.

La paz os dejo; mi paz os doy. Yo no os doy como el mundo da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Me oísteis deciros: ‘Me voy y vendré a vosotros’. os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis.

Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de compasión y Dios de todo consuelo, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo que nosotros mismos hemos recibido de Dios. .

El justo perece, y nadie se preocupa por ello; los hombres piadosos son quitados, sin que nadie entienda. Porque el justo es quitado de la calamidad; entra en paz; descansan en sus lechos los que andan en su rectitud.

quien nos consuela en toda nuestra aflicción, para que podamos consolar a los que están en cualquier aflicción, con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios. Porque así como compartimos abundantemente los sufrimientos de Cristo, también a través de Cristo compartimos abundantemente el consuelo. Si estamos afligidos, es por vuestro consuelo y salvación; y si somos consolados, es por el consuelo de ustedes, que experimentan cuando soportan con paciencia los mismos sufrimientos que sufrimos nosotros.

o sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre la tierra. Y después de que mi piel haya sido así destruida, aún en mi carne veré a Dios, a quien veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no otro. ¡Mi corazón desfallece dentro de mí!

Pero que los muertos resucitan, lo mostró incluso Moisés, en el pasaje de la zarza, donde llama al Señor el Dios de Abraham y el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Ahora bien, él no es Dios de muertos, sino de vivos, porque todos viven para él.

Frases bíblicas para difuntos cortas

Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza.

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Preciosa a los ojos del SEÑOR es la muerte de sus santos.

Ciertamente él ha llevado nuestras penas y llevado nuestros dolores; mas nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo, echando sobre él todas vuestras preocupaciones, porque él tiene cuidado de vosotros.

Mi carne y mi corazón pueden desfallecer, pero Dios es la fortaleza de mi corazón y mi porción para siempre.

Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá.

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Enjugará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni habrá más llanto, ni llanto, ni dolor, porque las cosas anteriores han pasado.

El SEÑOR está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los quebrantados de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará el SEÑOR.

Después de que las lágrimas se hayan secado y se hayan dicho los adioses, todo lo que tenemos para aferrarnos son los recuerdos felices que hemos compartido con nuestros seres queridos que han fallecido, esto es lo que los mantiene vivos en nuestros corazones y en nuestras mentes, y seguirán viviendo, a través de nosotros.

Admiraba a [nombre] por su fuerza de carácter y su fe. Seguiré inspirándome en las acciones que tomó y las cosas que dijo mientras estaba vivo. Vivirá en mis recuerdos.

No tengo palabras y no sé qué decirte para ayudarte a sentirte mejor. Por favor, acepta mis condolencias de todos modos. Estaré orando por ti.

Que nuestro Señor bendiga y consuele a usted y su familia durante este tiempo de dolor. Por favor, acepte mis más sinceras condolencias.

Acepte nuestras condolencias, solo sepa que estamos aquí para ayudarlo y no dude en comunicarse, especialmente durante este momento difícil.

Mi más sentido pésame para usted y su familia. Que Dios te de el consuelo y la paz que buscas y que el alma de tu ser querido descanse en paz.

Compartir: